Trucos para nuevos emprendedores

Encontrar clientes. Tener un producto que vender. Que las cuentas salgan y ganes dinero. Como crecer. Estas son los algunos de los temas más importantes que tienes que saber para poder montar un negocio. En esta entrada te voy a ayudar a resolver estas dudas.

Estás pensando en emprender y no sabes por donde empezar. Si este es tu caso, lo primero que deberías hacer es ver de que va eso de emprender. Por supuesto hay vídeos en youtube muy buenos y motivadores, pero es importante saber como es realmente antes de lanzarte. La mejor manera es mover el culo y salir de casa.

Yo te recomiendo que vayas a eventos donde haya emprendedores y hables con la gente. Cuenta en que momento estás y pregúntales las cosas buenas y sobre todo las cosas malas que tiene esto de emprender. Si estás en España, tienes eventos prácticamente en todas las grandes ciudades. Puedes encontrar eventos en muchos sitios.

Donde encontrar eventos

http://www.agendaemprendedora.com/

Un listado de eventos para emprendedores. Puedes encontrar todo tipo de eventos. Desde cursos hasta cursos de como hablar en público.

https://meetup.com

No encuentras eventos en tu ciudad. Prueba en meetup a ver que tienes cerca. Seguro que algo hay cerca. Si no es así, siempre puedes montar tu un grupo

https://www.ticketea.com/profesional/conferencias/

Otro posible lugar donde encontrar eventos que te interesen. Algunos gratuitos y otros de pago.

Cursos presenciales

Los cursos puedes hacerlos online o puedes ir a algunos cursos presenciales. Yo estoy en Madrid, y por tanto conozco los de Madrid, pero estoy seguro que hay en todas las grandes ciudades ( si conoces algún sitio, puedes ponerlo en los comentarios para ayudar a gente que esté buscando). Algunos de los que yo conozco:

https://www.secot.org/secot_ofertaesemp_2do2017.htm

Cursos gratuitos que ofrecen veteranos que han estado en mil guerras. Hay cursos no solo en Madrid si no en muchos otros sitios.

https://www.madridemprende.es

Tienen cursos para todos los niveles y de muchas materias diferentes.

Que puedo vender

Si ya has pasado la fase en la que no sabes si quieres emprender y has decidido que si, ya has dado el primer paso. Además sin tu saberlo has conseguido dos cosas más y te van a resultar muy útiles a partir de ahora.

1.- Has aprendido a encontrar clientes.

Si, amigo, la mayor parte de la gente que empieza a emprender encuentra sus primeros clientes en este tipo de reuniones, cursos y demás. Además, si cultivas las amistades y las riegas de vez en cuando (una llamada de vez en cuando, un mensaje por linkedin, etc..), verás que con esa gente llegan nuevos proyectos y quien sabe si incluso en un futuro algún proyecto en común.

2.- Has aprendido que emprender no es fácil.

Emprender tiene muchas cosas buenas, libertad para trabajar en lo que quieres, tener una manera de ganarte la vida y no depender de que te despidan y muchas más, pero también tiene muchas cosas malas. Para esos momentos malos que todo emprendedor tiene, ahora deberías tener un grupo de gente que conoces y que está pasando por lo mismo. Gente con la que hablar y contarle tus penas.

El siguiente paso es saber que vas a hacer. ¿Tienes algo que te gusta o que se te da bien? ¿Tienes experiencia y contactos relacionados con algún trabajo anterior? Esos son buenos pilares para saber por donde empezar. Haz un listado de las cosas que sabes hacer y elige las tres en las que creas que puedes aportar más valor y vas a poder vender más fácilmente.

Con estas tres cosas, busca en google y mira quien está ofreciendo estos servicios. Mira cuanto están cobrando, mira que ofrecen y que puedes ofrecer que haga que tu servicio o producto sea mejor. Con esto tienes un punto de partida por el que empezar.

Comprueba si eso que ofreces puede interesarle comprarlo a alguien. ¿Cómo se hace eso?. Hay muchas posibilidades. Por ejemplo, crear una página web, contratar una pequeña campaña de publicidad y ver si interesa a la gente, crear una página en facebook, ver si levanta interés entre la gente o montar un blog explicando lo que haces y viendo si hay gente interesada y quiere contratarte. Puedes incluso montar una lista de correo y ofrecer algún curso que sea interesante relacionado con lo que quieres hacer.

Encontrar clientes

A estas alturas ya deberías conocer a unas cuantas personas. Con un poco de suerte, es posible que incluso alguno pueda necesitar de tus servicios. Aun así, encontrar clientes tiene que convertirse en una de tus tareas más importantes.

A continuación te doy unas cuantas ideas para conseguir esos clientes:

  • Si montaste una página de facebook y tienes seguidores, publica un post contando que vas a empezar a ofrecer tus servicios e incluso haciendo una oferta especial para la gente que te sigue. Pide que lo compartan.
  • Si montaste una página web y una lista de correo, manda un correo a todos tus suscriptores contándoles las novedades y pidiendo que lo compartan entre sus conocidos y amistades.
  • Fuiste a unos cuantos eventos, debiste conocer a unas cuantas personas. Habla con ellos y diles que has empezado a ofrecer tus servicios. Si tienen dudas, puedes ofrecerles un precio especial para conseguir tus primeros clientes.

Estoy creando un ebook gratuito solo para suscriptores con las mejores 29 maneras de encontrar clientes. Apúntate a la newsletter y te lo mando cuando esté.

El precio correcto

Aunque muy probablemente lo tendrás que aprender con la práctica te lo voy a ir adelantando. Cobras demasiado poco, deberías subir tu precio. Esto te lo digo sin tener ni idea de cuanto estas cobrando, pero el 80% de la gente, especialmente al empezar, cobra demasiado poco por sus servicios.

No estas solo/a. Muchas veces no somos conscientes del valor que podemos ofrecer, de los gastos que tiene un negocio y de las particularidades del mismo. Un caso muy habitual es pensar en lo que nos cuesta hacer algo en vez del valor que aportamos a quien ofrecemos ese servicio. Una expresión habitual que denota que estas haciendo esto.

– cliente: ¿Cuanto me va a costar?

– tú: Pues, tardo dos horas en hacerlo, te cobro cada hora a 20€, 40€ en total.

¿Qué hay de malo en este ejemplo?

  • El cliente te ha preguntado cuanto le va a costar, no cuanto vas a tardar

Le da igual si tardas 10 minutos o 7 días. Él sabe el valor que le va a aportar, quiere saber cuanto le va a costar para hacer una suma sencilla -> si gano 200€ y me lo hacen por 100€, gano 100€ y me interesa.

Esta manera de pensar es la intercambiar tiempo por dinero y si no lo controlas te arrastrará a una espiral peligrosa.

  • No vas a tardar 2 horas en hacerlo.

Tardarías dos horas si todo va bien, lo más probable es que algo no vaya bien, no hayas tenido algo en cuenta o simplemente no cuentas que hay otras cosas que tienes que hacer más allá del trabajo. Es posible que tengas que hacer un presupuesto, tendrás que hacer una factura, tendrás que mandarla al cliente y posiblemente tengas que llamarle para reclamar que te la pague.

Todo eso lleva tiempo tenlo en cuenta. Añade un 50% más de tiempo, por que te vas a equivocar menos. Si prevés que vas a tardar 2 horas en hacer algo, hazte a la idea que más bien serán 3.

  • Cobrar 20€ la hora.

Salvo que tengas una lista de clientes que hagan cola en tu puerta, estás cobrando demasiado poco. En el precio de la hora tienes que repercutir otras tareas que haces y que no tienen que ver con el trabajo.

Un ejemplo.

Si empleas el 50% de tu tiempo en encontrar clientes y otro 50% de tiempo en el trabajo que haces para ellos, ese tiempo que empleas en encontrar los clientes, tienes que repercutirlo en tu precio hora. Hagamos una cuenta rápida.

Ponte que trabajas 2000 horas al año (algo no deseable) y empleas el 50% del tiempo en encontrar clientes. Tendrías 1000 horas facturables * 20€ = 20000€. Y eso, sin descontar los gastos de tu empresa. Parece mucho, pero es bastante poco si vives en España y en una ciudad medianamente grande.

Todo se resume en una frase. Cobra más por tus servicios.

Piensa a largo plazo

Emprender es una maratón que se corre por pequeños tramos. Cada día tomas decisiones que pueden afectarte a futuro. Si eres un trabajador individual, llámalo autónomo o ‘freelance’, tienes principalmente dos caminos que puedes seguir:

Añadir valor o ser el más barato.

  • Ser el más barato

Posiblemente encontrarás más clientes. También tendrás menos discusiones respecto al precio y te aceptarán más ofertas, pero el camino a largo plazo es muy duro.

Cuando alguien quiere pagar poco generalmente es por que no le da mucho valor a lo que haces y por eso quiere pagar poco. También puede ser que ese cliente también intente ser el más barato en su negocio y tenga que repercutir esos ahorros en ti.  A largo plazo es un problema por que siempre habrá alguien más barato.

  • Ofrecer más valor

Esto conlleva tener menos clientes, que te rechacen más propuestas y tener que aportar un mejor servicio al cliente. Este valor añadido que ofreces deberá ser algo que el cliente valore. Puede ser una mayor calidad del trabajo, un mejor diseño del producto, un soporte posterior, …

Hay muchas cosas que el cliente puede valorar y que tu puedes ofrecerle. Tienes que aprender que es eso y eso hará que el precio se justifique.

Hay otros caminos, pero estos suelen ser los más comunes. Lo deseable es poder tomar el segundo camino, pero el primero es muy tentador y fácil de coger.

No seas muy duro contigo

Al principio todo el mundo se equivoca. Nadie nace sabiéndolo todo. Intenta hacerlo lo mejor posible. Aprende de tus errores y no los repitas en un futuro.

Si un cliente es tóxico y no te gusta trabajar con él, no sigas trabajando con él. Posiblemente no quieras seguir con él por que paga poco. Súbele el precio y haz que al menos merezca la pena. Si después de subir el precio, sigues sin querer trabajar con él. Sube el precio otra vez. Si al final no quieres trabajar con él a ningún precio, no pasa nada, búscate otros clientes. También hay que saber decir no a los clientes tóxicos.

Suscríbete a la lista de correo para recibir cursos gratis y contenido exclusivo. No mando muchos correos, pero siempre con contenido de calidad. ¡Apuntate!